La Paradoja de Hugh McLeod

Tengo la convicción que nos terminamos de convencer de algunas ideas o creencias que están flotando en nuestro cerebro desde hace un tiempo cuando las encontramos escritas por algún lado. En ese momento la idea queda impregnada en la retina. De hecho, es una doble sensación. Doble porque por un lado aparece la satisfacción de leerlo con condimentos, esto es, con humor, cinismo o brutal transparencia y, por otro lado, nos identificamos con el autor mientras nos queda la sensación de que bien lo podríamos haber escrito nosotros.HughMcLeod

Lo anterior es lo que me paso cuando accidental y afortunadamente cuando me tope con Hugh McLeod. Por algún motivo extravagante adquirí una copia de Ignore Everybody. McLeod es un artista: dibujante, publicista, blogger, escritor y, por sobre todas las cosas un sobreviviente.

En pocas palabras la historia de McLeod la voy a resumir así:

  • En 1997 llego a la capital del mundo (Nueva York) con una mano atrás y otra adelante para trabajar en un empleo temporal como redactor publicitario.
  • Sin mayor propósito que el beneplácito personal comenzó a dibujar en el reverso de las tarjetas de negocio, todos los días, desde 1997.
  • Con el propósito de apilar el trabajo diario de cuatro años creo GapingVoid el blog que le permitió compartir con el mundo las tarjetas y sus ideas.
  • Durante tres años adicionales de blogging, en el  2004 hizo foco en una serie de post “How te to be Creative” que tuvo un impacto notable; Fue bajado de la red 5 millones de veces.
  • En el 2009 el contenido de la serie de post, pulido, revisado y extendido se transformo en un libro “Ignore Everybody” donde se dio a conocer mundialmente.

Para que se haga una idea de las tarjetas de McLeod adjunto una de las tantas que están disponibles en el blog.

BusinessCard
Es claro que no es necesario que se exprima el cerebro para inferir muchas cosas de la cronología anterior. Pero por sobre todas las cosas representa una paradoja atractiva. Me explico a continuación.
Hacer algo que nos gusta y no tenga una perspectiva comercial es liberador. Libre de grandes planes de hacer algo propio y no ajeno. De no depender de los demás en ningún sentido. No se requiere de ninguna aprobación ajena. La paradoja reside en el hecho de que los demás se dan cuenta de que no existe angulo comercial, que estamos compartiendo algo de forma genuina  y en ese momento es que comienzan a prestar atención. Que comienza a ser razonable que otros estén dispuestos a pagar por los productos o servicios que en algún momento podemos decidir ofrecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: