Flores en el atico

Comienzo de Clasesattic_room

Mañana lunes he de comenzar a dictar clases en una Universidad. Esta actividad la he desempeñado durante mas de 10 años. Le debo mucho a la actividad docente y aquellos que me empujaron a desempeñarla.

Es pues el comienzo de clases lo que motiva que escriba esta nota. Temprano en la mañana mi organización psicofísica se constituirá en un salón de clases amueblado con un conjunto de estudiantes, vestidos de forma mas o menos prolija, llegando mas o menos temprano con motivo de hacer honor al primer día.

Lo que tengo que decir versus lo que me gustaría decir.

El contenido de la materia no es mayormente interesante para esta nota. Se va a aplicar un nuevo método para que los estudiantes aprendan mas. Esto ultimo si es interesante. El método aun lo tengo que estudiar (no se alarme, aun tengo tiempo para hacerlo). Pero en vista de que la metodología esta centrada en una forma de aprendizaje, me gustaría anotar lo que si tengo para decir sobre la capacidad para pensar sobre algunas cosas.

Sobre el Ático en el cerebro

Ningún personaje de ciencia ficción es mas conocido por su capacidad intelectual, de deducción, de observación que el detective Sherlock Holmes.

Algo bien sabido de Holmes, es que le declaro al Dr. Watson su ignorancia sobre la teoría de Copernico en Estudio en Escarlata. En otras palabras, Holmes le explica que, para los efectos de su trabajo, el conocer o no los detalles de la teoría de Copernico no hace ninguna diferencia.

Esto ultimo constituye, a primera vista, una declaración inadmisible para alguien que emplea el método científico para resolver sus casos.

El Método Científico

Cuando pensamos en el método científico, nos viene probablemente a la mente la imagen del investigador con bata blanca, cortando cerebros de ratón un sábado de noche siguiendo pasos meticulosos como los siguientes:

  • Realizar observaciones sobre un fenómeno en estudio
  • Generar hipótesis que expliquen las observaciones
  • Diseñar y conducir experimentos que permitan confirmar (o refutar)
  • En caso necesario (ej., refinar hipótesis), se debe repetir el proceso

La pregunta es, es posible entrenarnos de forma tal de pensar de esa manera de forma mas automática?. En la narrativa de las novelas de Sherlock Homes, este propone comenzar por comprender los problemas elementales, dejando fuera todo aspecto moral o mental que reste objetividad. Lo fundamental consiste en saber como algo funciona, como es que es lo que es.

Dicho al pasar, Sherlock nunca decía “Elemental mi querido Watson” en una sola frase.

Otra forma de interpretar a Sherlock Holmes

Otra forma de ver este asunto es la siguiente: Holmes exagera su ignorancia para dejar claro otra forma de ver las cosas. El cerebro es, para Holmes un ático.

Holmes se resiste a recordar esos detalles en favor de otros. El detective recuerda todos los casos policiales del pasado. Tobias Greggson, el inspector de la policía que recurre sistemáticamente a la ayuda de Holmes, no.

La diferencia, lógicamente es que Holmes ha tomado la decisión deliberada y consciente de retener ese conocimiento. Todos los casos anteriores conformaran el conocimiento para resolver casos futuros. Ahora bien, mirado desde otro angulo, tanto Greggson como Holmes tienen la misma profesión. La decisión deliberada de almacenar en la memoria todos los detalles de los casos anteriores es, de alguna forma, información y conocimiento elemental en el caso de ambos. Holmes sorprende constantemente al cuerpo de policía resolviendo los casos mas insólitos. Greggson siempre requiere que Holmes lo ayude.

De modo que, recordamos lo que, de alguna manera es de nuestro interés. Recordamos basados en nuestra propia motivación por aprender algo, por la novedad o lo extravagante de una situación o idea. Ahora bien, en un momento dado del tiempo, sabemos lo que recordamos. Manipular de múltiples maneras la información que estamos incorporando en un momento dado, por ejemplo, explicarle a otras personas lo que entendimos, escribirlo, elaborar historias sobre la información, etc. hace que sea mas efectivo el almacenamiento en el ático.

Hay mucho para decir sobre esto. Hay un libro MasterMind que contiene este y otros temas similares.

Si le extraña el titulo del post, es por que la idea de ático siempre me hace acordar a la película “Flores en el Ático” basada en la novela homónima que me impresiono muchísimo cuando la vi hace ya, muchos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: