Se busca mentor, vivo o muerto

La semana pasada recibí un e-mail indicándome que coordinara una entrevista con un joven talentoso que trabajar en la misma organización que yo y a quien no conozco.bigfish

Esto me  hizo acordar que, en algún momento, todos los profesionales necesitan respuesta a determinadas preguntas, algunos lo hacen buscando guía y ayuda, de corto o de largo alcance.

Esta búsqueda de guía profesional me hizo acordar a un tema que me he topado varias veces en la literatura informática pero entiendo que es de suficiente carácter general para otras profesiones. Los mentores.

De modo que, a todo efecto de recordar los items que se mencionaban recorrí las paginas de un par de libros y anote lo que a mi me pareció interesante.

En el capitulo 4 de Apprenticeship Patterns, los autores hace una observación digna de ser anotada que trascribo a continuación:

Uno de los riesgos de aquellas personas que aprender rápido el ejercicio de su profesión es convertirse en peces gordos que viven en pequeñas peceras. De modo que es conveniente para los peces gordos reconocer que existen otras peceras y, eventualmente, peceras mucho mas grandes en las que nadan.

El aprendiz talentoso debe reconocer que no debe satisfacerse con la percepción ajena que ha generado. En muchas ocasiones es sencillo estar muy por encima de un conjunto de personas que se desempeñan muy por debajo de lo que deberían o, en el peor de los casos, su desempeño o interés es mediocre.

La forma de evitar esto es alejarse de toda comparación para realizar una evaluación mas complicada. El crecimiento propio.

De modo que, cuando estamos por recorrer un largo camino en la profesión y no tenemos ni idea que es lo que viene al doblar la próxima esquina, lo cual, ocurre siempre, es saludable contar con guía y ayuda.

Encuentre un mentor, vivo o muerto.

Tome pues, como modelo, a aquellos que están a la cabeza de lo que Ud., en ese momento, pretende lograr. Aunque la idea del maestro y el aprendiz es hoy día extravagante siempre funcionara.

Tome a ese maestro como su mentor y colóquese en el humilde rol del aprendiz. No es necesario que su mentor este a su lado físicamente, de hecho puede vivir en países lejanos (esto depende de donde Ud. viva, si me permite la donosura).

Los mentores puede ser personas vivas o muertas, y disculpe que se lo diga de esta manera, pero, aun aquellos que hace rato que no están con nosotros pueden llegar a ser efectivos mentores a partir, por ejemplo, de la obra que han dejado detrás.

Los mentoreados (o aprendices) deben recordar que los mentores no lo saben todo, que tienen puntos “ciegos”, que en general, también son personas y como tales, tienen virtudes admirables y probablemente defectos desagradables, sin embargo, siempre tendrá algo para aprender de ellos.

Todos necesitamos un mentor

Para continuar con los encuentros del tercer tipo con este consejo profesional, Sam Lightstone, en Making It big in Sofware, titula una sección de su libro asi: “Todos necesitamos un mentor”.

Un mentor, anota, ofrece guía profesional sobre nuestro desempeño, comportamiento y actitudes en general.

El gerente de nuestro proyecto o nuestro jefe, debería ser pues el mentor por excelencia. No puede dejar pasar el párrafo anterior sin comentar lo siguiente:

Lo anterior suena, como mínimo, a literatura fantástica. Para ser mas rustico, digo sus jefes, gerente y demás, tienen sus propios problemas e intereses y, si tienen algún interés en ofrecer guía, sera aquella que les ofrezca algún tipo de beneficio.

Toda evaluación sera, en los tiempos que corren, típica de la revolución industrial y la producción en cadena. Muchos empleados, muchas evaluaciones, estandarizacion, campana de Gauss y distribución de resultados. Todo muy de fabrica, todo de una industria del pasado.

Para liberar la angustia generada por los párrafos anteriores, hay algunas notas que me parecen apropiadas y son las siguientes:

  • Es el joven aprendiz (o no tan joven) quien tiene que encontrar su mentor. No espere que alguien (o algo, como un departamento) le asignen uno. Busque aquel que le parezca adecuado, que le inspire y quien le pueda dedicar algo de tiempo.
  • De alguna manera, si Ud. lo encontró y esta obteniendo resultados de su mentor, seguramente no sea casualidad y sea porque este ha dedicado tiempo a que sea un mejor profesional. En tal caso, no olvide mostrar agradecimiento y, si tiene algo para ofrecer en retribución, mejor aun.

Finalmente, es posible que Ud. necesite mas de un mentor. Esto no es menor, puesto que hay gente que espera de la misma persona guía y ayuda en múltiples ámbitos y problemas. Claramente algunos pueden ayudarle a crecer la pirámide de una corporación por el lado mas corto, en sus habilidades sociales o en los detalles de su profesión.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: