Su trabajo no habla por si solo

Es sabido que cuando las personas son expuestas a un objeto que desconocen (una alfareriacomida, un producto, una cara, etc) su valoración, depende en gran medida de lo que previamente le hayamos contado sobre el mismo.

De modo  que las historias que contamos constituyen una poderosa fuerza emocional que afecta de manera muy objetiva como percibimos lo que nos presentan.

Un corolario interesante de lo anterior es el siguiente:

Si queremos ser mas efectivos cuando compartimos lo que hacemos (por ejemplo, nuestro propio trabajo) tenemos que convertirnos en mejores contadores de historias.

Creo que hay una infinidad de escenarios donde el trabajo no habla por si mismo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: