Sobre la Innovación, Parte I

Me propongo, por varios motivos, recopilar algunas notas sobre un tema de moda. La innovación en general. Digo de moda, porque, entre otras cosas, estoy convencido de que los emprendedores, las startups y en suma, el foco en la innovación corresponden a un único fenómeno central, la crisis económica global.

Todo lo demás, son los coletazos. No soy economista y, por lo tanto, me permito divagar alegremente sobre estos temas. Lo anterior es, desde luego, una observación personal. Ya veremos, en la colección de notas, si es posible recolectar evidencia para tal aseveración.

Innovar: Concepto y Objetoinnovation

Innovar es introducir algo nuevo. Las ideas solo pueden resultar innovaciones luego de que ellas se implementan como nuevos productos, servicios o procedimientos, que realmente encuentran una aplicación exitosa en el mercado. Por lo anterior, inventar no es sinónimo de innovar. Lo anterior, es cercano a los diccionarios y a Wikipedia, ambos le ofrecerán rigurosas definiciones, pero ninguno de los dos lo ayudaran a pensar.

La primer nota tiene que ver sobre el abordaje tangencial, pero sin desperdicio, que hace Taleb en un libro que ya hemos tratado aquí y no tiene desperdicio, Antifragil.

Para el autor, para innovar, hay que meterse en aprietos, esto es, meterse en un problema serio, pero no irreparable. Agrega que, la innovación surge de la necesidad, “el hambre agudiza el ingenio, reza un dicho popular.

Lo anterior, contradice algunas opiniones bien actuales. Que la innovación es producto de la financiación burocrática, la planificación y los cursos de la Harvard Business School.

De modo que lo que nos indica el pasado es que la innovación es hija de lugares incómodos, de la inseguridad y lo no previsible. La energía detrás de la innovación proviene de la sobre reacción a un contratiempo.

En Antifragilidad, Cultura e Innovación, ya había tomado nota de algunos comentarios de Taleb sobre el pasado. El que sigue, creo que no tiene desperdicio.

La utilidad del iPad

El iPad, es una computadora, como sabe cualquiera. Una denominación común es tableta informática. Estas tabletas, nos permiten volver a nuestras raíces Babilónicas y Fenicias donde escribíamos en, justamente, tabletas. Si escribimos con los dedos en estas tabletas estaremos mostrando que, muchas veces, nuestro futuro reside en el mismo pasado.

Innovación, Investigación, Silicon Valley y Uruguay

Juan Grompone a quien hemos mencionado muchas veces aquí, hablo sobre “Silicon Valley y sus lecciones”, el resumen de la charla lo puede encontrar aquí y, como siempre, no tiene desperdicio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: