Creatividad en Pixar Animation Studios

Pensé que sería complicado dar con un buen libro sobre creatividad en las empresas. Sin embargo, debo decir que comencé uno interesante (hasta el momento).

Se trata de Creativity Inc. escrito por el presidente de Pixar y Walt Disney Studios, Ed Catmull. Creativity-IncMucha gente saldría corriendo para ver si hay vídeos de Youtube o charlas TED/X, yo prefiero el método doloroso, leer el libro para descubrir mis propias gemas.

Algunas notas que me pareció interesante compartir en este post.

Energía en el ambiente de trabajo

Decore su lugar de trabajo como se le dé la gana. A los animadores digitales se les invita a decorar su espacio de trabajo como ellos quieran. Esto parece, a primera vista una trivialidad, pero a mi criterio no lo es por los siguientes motivos:

En lugar de dictaminar cómo será el aspecto del lugar de trabajo de las personas se les da la libertad de que ellos lo hagan.

Existe una valoración implícita en que los empleados puedan expresarse libremente

El caso opuesto es bien común, Ud. puede, en teoría expresarse libremente, en la práctica, alguien más dictamina cómo será su lugar de trabajo. Que debe haber en los escritorios y que no.

Festivales

Los empleados de Pixar organizan festivales denominados Pixaropalooza. Ignoro el significado, pero estos grupos Compiten en el los grupos musicales de los empleados.

En palabras de Ed Catmull, esto es lo que hace que los visitantes se lleven una percepción de energía creativa genuina. Los empleados estén abiertos a las posibilidades.

La sala de reuniones West One

Este cuento me parece bien interesante. Durante 13 años existió en Pixar una sala de reuniones llamada West One. En la sala se había acomodado una mesa larguísima y angosta elegida por el mismísimo Steve Jobs.

En esta sala se discutían las próximas películas del estudio. Allí se acomodaban trece personas (en ocasiones más), animadores, diseñadores, guionistas, etc. La mesa tenía un letrero indicando la posición que debían ocupar las personas. Como si se tratara de una cena de gala.

Cuanto más en el centro de la mesa estaba ubicada la gente más importante era (pero esto no se decía). Cuanto más lejos menos se participaba de las conversaciones y el intercambio de ideas.

Esto era un gran obstáculo que desanimaba a la gente a participar. Un detalle que dinamitaba uno de los principios más elementales que pregonaba la organización.

Es muy fácil estar cegado frente a un problema cuando está delante de nuestras propias narices.

Esto duró hasta que el propio Catmull intelectualizo lo anterior y cambio la mesa por una cuadrada, sin gafetes en la mesa.

En suma, no debe confundirse la (creatividad) con la estructura de la organización. Note que pongo creatividad entre paréntesis, puesto que me parece que, bien puede sustituirse por comunicación y otros aspectos elementales. Si es lo suficientemente creativo, también va a poder sustituir la mesa por otros elementos que ofrecen la misma sensación desagradable a las personas.

Piense lo Opuesto

Había registrado esta idea a partir de las lecturas sobre creatividad de los libros de Paul Arden, pero no esperaba encontrarme con ejemplos tan explícitos como los que cuenta el autor sobre pensar lo opuesto. He aquí, al menos dos.

A finales de los 70, las animaciones totalmente computarizadas tenían un problema general, el llamado Motion Blur. Las animaciones por computadora tienen una focalización perfecta. Esto que parece genial es un problema. El ojo humano lo percibe como distorsionado.

Sin resolver este problema toda la industria de animación por computadora carecía de futuro.Las empresas trabajaban en secreto para resolver este problema. En ocasiones con mayor seguridad que la CIA.

Ed Catmull hizo lo opuesto a lo que todo el mundo de su industria esperaba. Trabajando en el Instituto Tecnológico de Nueva York publico todo lo que sabía sobre este problema. Pensaba que ocultar todo lo que sabían lo único que haría sería retrasar encontrar una solución al problema.

El beneficio de tal acto no fue inmediato, pero con el tiempo, todos aquellos que estaban trabajando en el problema establecieron relaciones y conexiones con Catmull. Estas conexiones y relaciones aceleraron la comprensión de la industria y la creatividad demostrando tener un valor incalculable.

El lado Oscuro

En mayo de 1977 se estrenó La Guerra de las Galaxias y George Lucas se hizo millonario con Luke Skywalker.

Catmull fue entrevistado por la empresa de Lucas donde lo primero que se le pregunto fue a quien recomendaría para el puesto. Se referían al mismo puesto para el cual lo estaban entrevistando. El entrevistado procedió a mencionar hombres notables que podrían hacer un buen trabajo. Al finalizar el entrevistador reviso la lista y le indico dos cosas. La primera fue que todos estos hombres notables habían sido entrevistados. La segunda que  se les hizo exactamente la misma pregunta pero que a ninguno se les ocurrió a nadie mejor que ellos. Al no dar nombres mostraron dos cosas, altísima competitividad y falta de seguridad y confianza en si mismos.

Sin proponérselo, Catmull había hecho lo opuesto que todos los demás candidatos.

Espero que estas notas preliminares le sean de alguna utilidad, mientras seguiré leyendo el libro de Ed Catmull. Si ha leído libros interesantes sobre creatividad me gustaría que me contara cuales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: