Leer, Escribir y Pensar – Parte III

A primera vista puede parecer que el titulo “Aprender a leer, escribir y pensar” que es el que he elegido para revisar, resulte inoficioso o fútil. Si se ha perdido la primer parte de ésta serie, se encuentra aquí.

Mitad porque todos aprendieron a leer en la educación primaria (o como en muchos casos, bastante antes). Mitad porque, como todos sabemos el verbo leer es bastante amplio en su acepción.

Leemos libros, cartas, diarios, recetas, etc. Pero también partituras musicales, mapas, discursos, cartas del tarot, las líneas de las manos, las hojas de té e incluso el estado psicofísico de otras personas.

Como la bocina del auto tiene muchos usos. Algunos la emplean para indicar peligro, otros para indicarle su presencia en algún lugar y en otros casos para felicitar por su estado de salud a las señoritas que cruzan el semáforo.

Debido a que sería una demencia atender todas las posibles acepciones, nos vamos a detener exclusivamente en la lectura de textos. En general se entiende por texto a un libro de estudio. Bien sea de historia, química o lo que sea. Lógicamente esto permite diferenciarlos de otros.

El lector y sus objetivos

A la hora de leer un texto, nuestros objetivos influyen en la forma en la cual leemos, como sabe cualquiera.

Podemos leer para:

  • Informarnos
  • Pasar el tiempo
  • Entretenernos
  • Aprender

Informarnos: Leemos diarios y revistas. La profundidad de la lectura suele de depender de nuestro vínculo con la temática. Por ejemplo un contador leyendo la sección de finanzas o un crítico literario la sección de cultura.

Pasar el tiempo: Leemos ojeando, como las revistas de alto contenido cultural de peluquerías y consultorios. Si me permite el ejemplo, podría ser que la actriz tal o cual esta redonda como zapatilla de elefante o que puede hacer el hula-hula con los anillos de Saturno. Todos títulos muy venerables para algunos tipos de revistas.

Para entretenernos: Este tipo de lectura duele ser más prolongada y demanda del lector recordar más lo que ha leído previamente. En esta categoría suelen entrar los cuentos o los best-sellers.

A continuación un ejemplo.

El Nombre de la Rosa

Quiero poner como ejemplo una novela de misterio de Umberto Eco, “El nombre de la rosa”.

  • El protagonista es William de Baskerville. No solo el apellido coincide con uno de los casos de Conan Doyle, sino que la descripción y los métodos que emplea son los de Sherlock Holmes.
  • El bibliotecario de la abadía de la novela es Jorge de Burgos, además es ciego, su lengua materna es el español. La disposición de la biblioteca es la misma que la imaginada en el libro Ficciones. El bibliotecario es, obviamente, un homenaje al argentino Jorge Luis Borges.
  • Adso de Melk es el novicio que tiene a cargo William de Baskerville y oficia de aprendiz y Dr. Watson. Es quien cuenta la historia de lo ocurrido en la abadía.

Todos los guiños anteriores son, a mi criterio, muy entretenidos.

Abajo una imagen de la película homónima.

the-name-of-the-rose

Sobre los personajes de ficción

Una anécdota interesante que cuenta Umberto Eco en otro libro “Confesiones de un joven novelista” es cuando los personajes de ficción son tratados como si hubieran existido. Creo que hay muchos ejemplos de esto.

Cuando el propio Alejandro Dumas (padre) navegaba por las costas del mediterráneo hizo escala en Marsella donde visito el castillo de if. Allí estuvo encarcelado 14 años su personaje Edmond Dantes. Dumas descubrió que a la gente se le mostraba la “verdadera” celda del futuro Conde de Montecristo.

Ciertamente ocurre lo mismo con el número 221b de la calle Baker Street en Londres, donde se acomoda la casa de Sherlock Holmes. Seguramente a Ud. se le ocurran más ejemplos.

Leer para aprender

Lamentablemente para aprender no basta con leer, hay que estudiar. Es decir, hacer un esfuerzo sistemático. Se requiere alto grado de conciencia y planificación.

Los post anteriores sobre estos menesteres los puede encontrar debajo:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: