Pensar de forma productiva, Parte 4

El pensamiento productivo consiste en dos habilidades. El pensamiento creativo y el pensamiento crítico. Estos dos últimos han de estar separados. Hablemos de ésto último.

Esto último no es fácil de deglutir. Son los pensamientos del estilo –¿Que tal si hago tal cosa o tal otra, no mejor no porque es muy caro, tal vez podría hablar con fulano, pero.. y si no me comprende?–, etc, etc.

Generar ideas y juzgarlas en simultaneo no es buen negocio. Es como el Yin y el Yang.

El cubo de Necker

Deberíamos emplear estas dos habilidades como el cubo de NeckerO vemos el cubo desde arriba o lo vemos desde bajo. Pero nuestro cerebro no puede verlos de las dos formas en simultaneo. Aquí una imagen para que haga fuerza e intente verlos desde los dos ángulos.

Necker_cube

Características del pensamiento creativo y crítico

El pensamiento creativo se puede caracterizar como:

  • Generativo. Crear ideas donde no hay nada.
  • Expansivo. Al generar ideas sin juzgar habilitamos a tener más.

El pensamiento crítico es:

  • Analítico.
  • Se emite juicio sobre algo.
  • Permite comparar ideas (u opciones)
  • Es selectivo. Finalmente escogerá o filtrara alternativas para cumplir un objetivo.

Se modo que la dinámica consiste en alternarlos en bloques.

El poder de los patrones

Una de las cosas que es deseable remarcar es que el pensamiento productivo, para alcanzarse tiene algunos impedimentos que anotamos en la parte 2 y parte 3 de ésta serie. Para visualizarlo con mayor claridad aún suponga lo siguiente:

Se le pide que imagine que ha construido, en el fondo de su casa, una nave para viajar al espacio. De modo que, no sin trabajo y luego de correr los calzoncillos de la cuerda del fondo, Ud. logró algo inefable.

Ahora imagine que, en sus vacaciones decide emplear su nave para ir a un Universo lejano y desconocido, con el condimento de que Ud. se encontrará con el primer alieníega. Es divertido solicitarle a sus amigos el siguiente experimento que no debe repetir delante de los niños. Lápiz y papel en mano, propóngase dibujarlo. Lo espero unos segundos mientras lo hace.

¿Terminó?. Si es así: ¿Tiene cabeza, ojos, boca?¿Tiene piernas o algún medio para desplazarse?.

Si tuviera alguna de las formas anteriores, entonces ocurre algo notable. Aún cuando se nos propone imaginar viajar a un Universo que podemos inventar en nuestra cabeza, aplicamos patrones mentales conocidos para resolver el problema de imaginar un desagradable extraterrestre.

De modo que así de convencionales podemos llegar a ser aún cuando tenemos la supuesta libertad de ser creativos.

Como resulta enojoso despegarse de los patrones y modelos mentales que todos tenemos, existen algunas estrategias bien conocidas para escaparse. Una de ellas es generar una cantidad importante de ideas. Esto es como cuando tenemos un corte de agua. A su regreso, abriremos la canilla y saldrá el agua con sedimentos (lo convencional). De modo que procedemos a dejar que fluya de forma tal que el agua salga lo mas clara posible (creatividad).

Este es el motivo por el cual el brain storming (o lluvia de ideas como le gusta decir a los españoles), como técnica necesita generar muchísimas ideas.

Algunas notas donde estas ideas se repiten:

Abajo, una imagen perturbadora de algunos alienígenas conocidos.

Jedi_masters1

Algunas notas relacionadas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: