Creatividad, Karaoke y Lujuria desenfrenada

Por las notas que tomamos anteriormente la confianza creativa a nivel individual genera un impacto positivo en nuestro trabajo. Ahora bien, algunos cambios requieren esfuerzos colectivos de forma tal de logran un impacto de escala.

De modo que estas notas se tratan de:

  • La creatividad y la innovación en las organizaciones
  • La cultura y el liderazgo
  • Los espacios de trabajo (otra vez)

Para poder fomentar la innovación en las organizaciones se necesita generar una cultura creativa. Lo anterior parece estar muy lejos de la trivialidad.

Según las historias que cuentan los Kelly, las organizaciones entran primero en una fase de negación ante este tipo de iniciativas. Esto es, la gente esta convencida de que esta en un lugar que por definición no es creativo y por ende mucho menos innovador.

Luego anotan que muchas organizaciones prosiguen con lo que denominan el rechazo oculto. Esto es, cuando hay acuerdo en proceder con iniciativas pero en realidad no esta en los planes ni compromisos de nadie (aun cuando esto sea sponsoreado por los popes de la organización).

Los motivos son variopintos. Incredulidad, resistencia al cambio, comunicación pobre de las ideas o como implementarlas, etc.

Aquí es donde la lectura o las presentaciones ayudan poco. Solamente cuando muchas personas experimentan las ideas descritas anteriormente se convencen que existe la oportunidad. La única forma es la practica.

Lo segundo que anotan es el impacto positivo que se genera cuando alguien con poder o influencia decide destinar tiempo, espacio y recursos para llevar adelante proyectos distintos, que son aun reconocidos o premiados ante el mas miserable de los fallos.

Cuando lo anterior se hace rutinario se produce el cambio. La gente emplea las técnicas o métodos ante los retos que se les presentan.

Es sabido que las iniciativas que vienen directamente desde arriba, si no son “compradas” por los empleados no funcionan. Las que vienen de abajo tampoco, porque los de arriba no saben de que les están hablando. Supuestamente funciona cuando todos los niveles de la organización están alineados.

Por suerte, los autores agregan dos condimentos para que lo anterior ocurra, puesto lo de “arriba” y “abajo” no ayuda mucho.

La cultura de innovación y el liderazgo

La mayoría de la gente se rehúsa a cantar en publico. Yo me adhiero. Los karaokes organizados en las empresas tiene esa cuestión lamentable donde los empleados, luego de ingerir cantidades industriales de alcohol se prestan a las caricias mas vulgares de sus colegas, abandonados a una lujuria desenfrenada.

Ahora bien, la confianza creativa tiene algunas características similares.

Se depende de una notoria ausencia del miedo, de cantar de forma horrible, de ser juzgado por los demás, no se requiere ser exitoso en el canto ya que igual la gente aplaude invitándolos a que sigan cantando, motivando al interprete con energía y sentido del humor.

Todas las anteriores, argumentan los autores, son las características de la confianza creativa.

Los espacios de trabajo ayudan

Hemos anotado esto muchas veces desde distintos ángulos.

Aquí los autores lo refieren como ser intencionales con la conformación de los espacios de trabajo.

Para muchas empresas el espacio de trabajo es el segundo gran gasto (luego de los sueldos), de modo que suena razonable gastar ese dinero de forma inteligente.

Pretender que la gente tenga ideas extraordinarias en un ambiente que no lo favorece no suena muy razonable.

Notas Relacionadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: