Cómo tener un buen día, parte 2

El viaje de regreso hacia Rio de Janeiro en una camioneta para 8 personas me permitió continuar con las notas sobre el libro “How to have a good day”, de Caroline Webb (a su derecha)carolinewebb

La idea es la siguiente: en lugar de que los días nos sorprendan por completo, podemos intentar controlar aquello que está bajo nuestro control.

Tres sugerencias a tener en cuenta:

  • Sabemos que nuestras prioridades y todas aquellas cosas que asumimos pueden cambiar dramáticamente como procedemos durante nuestro vivir diario.
  • El hecho de fijarnos metas para el día, ayuda a sentirnos mejor (en tanto en cuanto las cumplamos). Nótese el caso en el cual nos fijamos metas y no las alcanzamos el sentimiento será de frustración, falta de logro o progreso y otras alegrías.
  • Por último, la forma en la cual visualizamos el día que vamos a tener nos condiciona largamente.

De modo que fijar prioridades es referido en el libro como establecer una dirección intencional a aquello que deseamos para nuestro día. La idea es obvia, tener un día más productivo y aumentar el sentimiento de logro.

Cuando hacemos lo anterior, quedamos predispuestos a prestar atención a todo acontecimiento relacionado con aquello que hemos decidido como dirección (o prioridad si lo prefiere).

En este último caso me facilitaron un video sobre prestar atención que vale la pena.

Una forma pragmática de llevar a la práctica esta dirección intencional para nuestro día es transformarlo en una rutina diaria.

Anotar en, por ejemplo, un párrafo que deseamos para nuestro día, considerando tres aspectos:

 1.1 Objetivo

1.2 Actitud

1.3 Atención

El objetivo se refiere a la lista de acciones, interacciones, todo aquello que queremos lograr en el día. Luego de tener la lista de todos nuestras tareas, meditar sobre lo que realmente es importante que hagamos y obtener un número reducido, puesto que es solamente aquello que realmente necesitamos hacer. Para este número reducido (uno o dos acciones concretas) bloquear tiempo en la agenda para asegurarnos de poder hacerlo.

La actitud refiere a ser realista con lo que queremos alcanzar. La ciencia indica, según la autora que la gente suele alcanzar sus metas cuando invierten tiempo y esfuerzo en pensar que es lo que realmente quiere, que obstáculos tienen que pasar y planifican para ambos.

Por último se refiere a la atención. Esto es, prestar atención a todo aquello que esté relacionado con nuestras metas, puesto que hay oportunidades allí.

Todo lo anterior, refiere a la primera parte de nuestro día. Esto es, por ejemplo, durante la mañana.

Notas Relacionadas

Un viaje, un libro

He aquí un video animado que resume el libro:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: