Productividad: Una anécdota cruda

Ojeando un libro sobre Creatividad, Creativity: Flow and the psychology of discovery and invention, me tope con la siguiente anécdota que me pareció cruda, pero acertada.

Se trata de una carta de respuesta de un profesor universitario rechazando la solicitud de una entrevista para un libro.

El profesor responde algo así:

Es un honor haber recibido su carta, pero me temo que lo voy a decepcionar pues no voy a poder responder sus preguntas. Considero (esperando que no me considere presuntuoso o rudo) que el secreto de mi productividad reside en una canasta de basura llena de hojas arrugadas con invitaciones como la suya.

Esto es, no hacer nada que ayude a los demás a desarrollar su trabajo y emplear todo el tiempo en el propio y, desde luego, hacerlo bien. El profesor en cuestión: Peter Drucker.

Me importa poco la brevedad de este apunte, en tanto en cuanto me permita registar la anédota.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: