Alberti: Ídolo de Leonardo

Continúo leyendo, cuando la vida me deja, sobre Leonardo Da Vinci.

El Renacimiento

La versión académica indica que el Renacimiento comienza con la caída de Constantinopla (actualmente Estambul, Turquia) en 1453 por parte del Sultán otomano Mehmet II.

A raíz de esto se produce una emigración de eruditos hacia Italia llevando consigo el conocimiento de la ciencia y la filosofía griega. Pero está erudición bizantina solo vino acelerar una corriente ideas existentes desde hacía siglos.

La ciencia árabe se había infiltrado en Europa desde el siglo XII. Todo lo anterior produjo un renacer de la sabiduría clásica.

Sin embargo, hoy en día la fuente de este fenómeno se busca en factores socio económicos: el auge de la contabilidad por partida doble y la letra de Cambio internacional, que crearon el clima económico propicio.

La Florencia de 1460 era una ciudad rebosante de nuevas ideas que, a menudo, eran viejas ideas examinadas a una  nueva luz. Esto últitma idea ha sido muy explorada en éste blog en términos de Creatividad e Innovación.

Nuestro amigo, León Battista Alberti

El hombre que simboliza más que ningún otro el espíritu de el Renacimiento es León Battista Alberti. Aquí nos ocupamos antes de este polimata, con cierto detalle, para describir el cifrado polialfabetico. Este muchacho fue un arquitecto, secretario personal de tres Papas, matemático y poeta. Además de estas actividades –en su tiempo libre– (agrego yo en broma) también fue criptógrafo, lingüista, filósofo, músico y arqueólogo, siempre que dejemos de lado que era un notable deportista, esclavo de la moda (gustaba del buen vestir) y su rostro estaba bastante ordenado, por no decir que era considerado bien parecido.

Es sabido que Leonardo tuvo libros de Alberti y en sus cuadernos de notas se reflejan ideas éste. Alberti fue un modelo de rol. Leonardo debió estudiar sin duda al menos uno de los tratados de Alberti sobre teoría de la pintura como parte de su aprendizaje en el taller de Verrocchio.

Me interesa, en particular, cómo funcionaban los talleres (bottecas), de modo que, cuando llegué allí, tomaré más notas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: