Cenar en un Avión

Exhausto de viajar, de los aeropuertos y, especialmente de la comida del avión. En la mayoría de las ocasiones esta última puede ser la coronación de la tortura del viaje, especialmente si le tocó viajar en clase económica.

Si comer en el espacio designado ya es una proeza de circo, el contenido nunca deja de asombrarnos. Los chefs están empeñados en servir dos especialidades: Pollo o Pasta. En cualquiera de los dos casos Ud. está en problemas. Si Ud. se empeña en combatir con la bandeja de comida cuando el aeromóvil entra en turbulencias, es posible que termine con la salsa en los pantalones.

Ahora bien, los protagonistas de la bandeja de aluminio suelen ser las arvejas. Estos objetos se resisten a ser capturados y si Ud. se obstina en seguir las reglas de la etiqueta, es decir, capturarlos con un tenedor de plástico estará dando un espectáculo digno de ver. Si tiene suerte, el tenedor se romperá apuñalando de forma involuntaria el puré que acompaña, por ejemplo, el pollo.

En algunas ocasiones, cuando estos objetos se encuentran en estado sólido y Ud. intenta atrapar uno, puede ser recomendable el uso de casco, de forma tal de evitar el impacto del proyectil (en este caso la mencionada arveja). En cualquier caso esto último puede ser considerado un agravio por otros comensales y originar una piñata aérea digna de un partido de fútbol.

Los azafatos, aeromozos (o como quiera llamarlos) merecen consideraciones independientes, pero no hay duda que forman parte del espectáculo aéreo.

Nota: Hace un tiempo leí (probablemente en Diarios Mínimos de Umberto Eco)  una nota similar a la anterior. Cualquier coincidencia es producto de la desagradable habilidad de recordar –todo lo que me parece simpático de memoria–, de modo que cualquier descripción ingeniosa (si la hay) no es mía, es del maestro.

 

Anuncios

3 comentarios

  1. Anonymous · · Responder

    Sin mencionar la necesidad imperiosa de deglutir todo el contenido de la bandeja! Jajajaja

    1. @Camila, es cierto.
      Hay gente que, con el estómago vacío cuando se aproxima el momento de la cena enarca las cejas, se le inyectan los ojos en sangre y procede a engullir (la pasta o el pollo) 😉
      Gracias por comentar… siempre es un placer que alguien lea!

  2. Para Joaquin es lo mejor del mundo cenar en un avion!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: