Más Sobre Espacios de Trabajo

Esta nota es, casi por definición, aburrida. Sin embargo, le presté atención hace un tiempo al tema de los espacios de trabajo y, al encontrarme con un experimento, saqueo información convenientemente.

Los hábitats que creamos (tanto en casa como en el trabajo) son una manifestación externa de nuestra imaginación. De la misma manera, los espacios influyen en nuestra imaginación. Estos espacios físicos reflejan la forma en la cual pensamos.

De modo que deberíamos considerar con cautela tales espacios:

  • Aquello que incentivamos,
  • Lo que regulamos,
  • Lo que restringimos.

El Experimento

Tomo nota aquí de los resultados de un experimento psicológico sobre la construcción de espacios productivos e inspiradores. En 2010 dos psicólogos de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, construyeron un conjunto de oficinas de la siguiente manera:

La primera oficina fue diseñada de forma espartana, esto es: mesa, silla, lápiz y papel. Rápidamente se supo que este ambiente era, como mínimo, opresivo para todos aquellos que participaron en el experimento.

El segundo tipo de oficina se diseño enriqueciendo el espacio con elementos decorativos, algunas plantas, fotografías etcétera. Aquellos que trabajaron allí fueron, para sorpresa de nadie, más productivos y tuvieron una mejor experiencia.

Otras dos oficinas fueron diseñadas enriqueciendo aún más el ambiente pero con una diferencia sustancial se cambió el *quien* decidía como se decoraban. El arreglo más exitoso de estos fue denominada la “empowered-office”.  Para esta oficina, se les ofreció a los participantes la posibilidad de “acomodar” aquellos elementos de la oficina, a su gusto, descartando, incluso, cualquier elementos que no fuera de su agrado.

Para la última oficina, se hizo la misma propuesta. Pero una vez que las personas habían concluido su acomodo y su trabajo, los experimentadores procedían a dejarla como estaba originalmente. A esta oficina la llamaron la “disempowered-office”.

Los resultados son como siguen:

Las oficinas mas detestadas fueron la espartana y aquella que aparecía re-ordenada luego de trabajar.

Productividad

Se obtuvo un 30% más de trabajo realizado en la oficina adornada mediante objetos del estilo descrito anteriormente permitiéndole a la gente libertades en su acomodo y uso. Un 15% más que en la oficina que fue acomodada con plantas y posters. Las otras directamente merecieron el repudio y la desmotivación de las personas. En especial, la sala donde todo volvía a la normalidad.

Libertades triviales como pintar una pared tienen un efecto relevante en la productividad y la moral.

Otros psicólogos han pasado años estudiando la comparación entre lo que denominan hard y soft spaces. En los hard spaces Ud. no tiene control de casi nada, no puede abrir las ventanas, controlar el aire, etc. En el extremo se encuentran las cárceles.

Algunas oficinas se han inspirado claramente en ésta última idea.

Notas Relacionadas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: