Respete el pasado, pero permanezca abierto al futuro

«Respete el pasado, pero permanezca abierto al futuro»

–Seneca, Moral Letters

Durante un reciente viaje a Houston, pude adquirir, en algún aeropuerto que ya no recuerdo, un libro sobre estoicismo de Ryan Holiday.

El libro tiene algo divertido. Son 366 meditaciones. Una por día. Puede tomarlo por la fecha del día de hoy y leer solamente esa página.

He aquí el ejercicio para el día de hoy:

Séneca fue un político y escritor (entre muchas cosas) durante el gobierno de muchos emperadores romanos como sabe todo el mundo y anota, escrito por Holiday lo siguiente.

Las tradiciones son, desde luego, practicas puestas a prueba por un juez de indiscutida paciencia, el tiempo. Pero considere que, las mismas tradiciones, fueron en algún momento ideas disruptivas y controversiales. Los pioneros del pasado no son nuestros maestros, solamente nuestros guías.

Es por esto último que no debe temer experimentar. La verdad suele permanecer abierta a tofos y no ha sido monopolizada.

He estado buscando esta idea hace algún tiempo. Primero leí que el pasado es mejor maestro que visiones inventadas del futuro. Siempre me pareció que había algo limitante (o radical) en la sentencia.

Anoto aquí las notas que había tomado al respecto:

Quienes se dedican a elaborar versiones imaginadas del futuro tienen a sufrir una enfermedad denominada neomanía. El amor a lo moderno por la modernidad en sí misma.

Con la inteligencia que caracteriza al autor (Taleb), expone algo como lo que sigue:

  • Debe encontrarse esta misma noche con unos amigos en un restaurante. Este tipo de establecimientos cuenta con 25 siglos de existencia.
  • Ira caminando, con zapatos no muy diferentes a los que usaba el hombre hace unos 5.300 años.
  • En el restorán empleara cubiertos, tecnología que tiene ya algunos años entre las manos del hombre.
  • Asegura que beberá vino, líquido que venimos consumiendo desde hace unos 6.000 años.
  • El vino se verterá en vasos, innovación de hace unos 2.900 años.

Si, por poner un ejemplo, en 1950 se hubiera tenido que narrar como seria lo anterior, pero al dia de hoy, es probable que se hubiese imaginado una cena con amigos en un restaurante de forma muy distinta, por ejemplo:

  • La comida estaría conformada por píldoras nutritivas, en lugar del habitual pedazo de carne
  • El transporte no sería ni en taxi ni a pie, sino, más probablemente en una moto voladora

Lo anterior denuncia que se tiende a tomar el presente y no el pasado como punto de referencia para especular sobre el futuro. Proyectamos nuestros deseos tecnológicos y al mismo tiempo infravaloramos aquello que existe y ha existido desde hace tiempo (por ejemplo las ruedas de las valijas)

De modo que creo que Séneca propone un balance interesante. Comienza por donde me gusta a mí, «respete el pasado», no sea una bestia presa de todo aquello que es «nuevo» pero  considere cuestionarlo.

El respeto al pasado, es una idea en la cual he insistido cuando me ha tocado hablar sobre Creatividad, Innovación o Diseño en el pasado reciente.

Nota: J.K. Rowling menciona a Séneca en su discurso de Harvard, bien al final, como anotamos aquí.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: