Leonardo: Ultimas notas

Aquí resumo dos apuntes de eventos muy conocidos de la vida de Leonardo  y la suerte de una de sus pinturas.

Se «afanaron» la Mona Lisa

Durante los siglos XVII y XVIII solo los entendidos y la gente con amplios horizontes culturales sabían de la existencia de la Mona Lisa.La obra no siempre tuvo el lugar de privilegio que sostiene ahora. Desde luego que, tampoco era la obra más famosa. Salto a la fama mundial en el robo de 1911 hasta que se recuperara años mas tarde en la propia Florencia.

Un martes 22 de agosto, los funcionarios se percataron que alguien se había robado la Mona Lisa. Los diarios de todo el planeta comunicaron la noticia.

La gente empezó a ir al Louvre para ver el espacio vacío. Ahí llamaron a dos chorros que ya habían sustraído algo del Louvre con anterioridad. Apollinaire y Pablo Picasso. Al final, los dejaron ir, pero con el paso de los meses empezó la desesperación ya que nadie pedía un rescate.

La historia se vuelve divertida cuando en 1913, dos años después, el director de la Galería Uffizzi recibe una invitación a un hotel de Florencia. El delincuente se hace llamar por su nombre clave «Leonardo» y afirma tener el retrato.  Tras dar aviso a las autoridades, el ladrón es detenido y se revela la identidad del autor material: Vicenzo Peruggia quien argumento un motivo político para hacerse con el cuadro, a saber, que debería regresar a Italia.

Un 4 de enero, la Mona Lisa volvió al Louvre.

Leonardo en Francia

Leonardo, igual que su padre, buscó un mecenas toda su vida. Nunca tuvo suerte, ni con Lorenzo el magnífico, ni con Ludovico Sforza (pasaron muchos años antes de que perteneciera a la corte ducal). Tampoco con Carlos de Amboise (gobernador francés en Milán), ni con Cesar Borgia.

Finalmente fue Francisco I, un tipo de apenas 21 años, metro ochenta y ancho de espaldas, quien lo admiraba. Parece ser que la madre de Francisco, que no era otra que Luisa de Saboya, también tuvo algo que ver.

Se anota en los cuadernos de Leonardo: «los Médicis me hicieron y me deshicieron«.

Es la primera vez (que sepamos) que Leonardo sale de Italia. Acompañado por Salai, Melzi y Battista de Vilanis (del cual se habla muy poco). Este último reemplazaría a Salai. La homosexualidad no era algo infrecuente en la Florencia del Renacimiento. Verrocchio nunca se casó (de modo que sospechamos de él), Bottichelli fué acusado de sodomía, Cellini condenado en reiteración de causa, Miguel Angel y Donatello compartían los gustos de Leonardo por l’amore masculino. Vine a saber que, hasta hoy en día en Alemania, la palabra «Florenzer» (en referencia a los florentinos) designa también esta orientación sexual.

Leonardo obtuvo algunas cosas por primera vez en su vida. Una asignación independiente de encargos, una casa cerca del castillo de Amboise, llamada primero Chateau de Cloux y Clos Luce hoy en día que incluía los servicios de la cocinera de nombre, Mathurine (foto del post).

Leonardo muere un dos de mayo de 1519, a poco tiempo de haber cumplido 67 años.

 

Otras Notas

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: