Diseño y Restricción

En mis ratos libres, sigo tomando notas de diseño. En esta oportunidad, simplemente estoy anotando lo que a mí me parece una forma elegante de ilustrar la el diseño y la restricción.

En diseño, así como la simplicidad tiene una relación de dependencia con la complejidad (una necesita a la otra), pareciera sospecharse que el diseño sin límites de ningún tipo (como ser restricciones impuestas o  elegidas) sufre de la misma enfermedad, el diseño necesita restricciones.

Escogí como ejemplo para amueblar éste concepto la historia que tiene como protagonista al acorazado de la segunda guerra mundial Admiral Graf Spee, por dos motivos: El primero porque su concepción es parte de una restricción desde su propio nacimiento y segundo, porque en diciembre se cumplirán los 80 años de la Batalla de Rio de la Plata, donde el acorazado encontrara su fin no muy lejos de Montevideo.

Antecedentes

Luego de la Gran Guerra y de acuerdo al tratado de Versalles (firmado ahí mismo, en el salón de los espejos), Alemania no podría construir submarinos, ni aviones. Los astilleros no podrían construir buques de más de 10.000 toneladas. De modo que quedaba en condiciones de custodiar sus costas de forma muy precaria.

Todo lo anterior viene a desencadenar el plan Panzerschiffe («buques blindados»).  Se decide comenzar desde cero a diseñar los acorazados de guerra con las restricciones impuestas. Se debe ignorar cualquier idea preconcebida. La intención del diseño es clara, podrán controlar el tamaño del gato, pero no el de sus uñas.

Se construyen tres acorazados: El Deutschland, el Admiral Scheer y el Admiral Graf Spee.

El 30 de Junio de 1934 se bota el Graf Speee en Wilhemshaven (ciudad de Guillermo). Uno de los grandes ausentes es el propio Adolfo Hitler, quien está ocupado con la Operación Colibrí (también conocida como –la noche de los cuchillos largos–, una purga de enemigos políticos). Es una coincidencia que estas notas las haya rescatado de mi libreta Moleskine y que las haya tomado un 30 de Junio, pero del año 2018.

Luego de hundir 50.000 toneladas en barcos el Graf Spee se dirige hacia América del Sur. Es perseguido por los Ingleses.

La Batalla

13 de diciembre de 1939. 5:52 a.m. el Spee avista con su telémetro al crucero pesado Exceter, que no está solo, viene acompañado del Ajax y el Achilles. El capitán del Spee, Langsdorf descarta huir y ordena zafarrancho de combate. Comete muchos errores, pero el primero es aproximarse a ellos cuando sus cañones tienen un alcance de 22 kilómetros.  El Spee es rodeado y dispara primero contra el Exceter, luego contra el Ajax (6:17 a.m.). Los tres barcos disparan contra el Spee y este vuelve a responder con tres impactos directos sobre el Exceter que queda fuera de combate. Minutos más tarde queda también el Ajax fuera de combate.

El Spee lanza una cortina de humo para evitar el torpedeo y emprende  su camino hacia el estuario del Rio de la Plata. Los daños estructurales no son graves. El Spee lleva abordo a 43 oficiales y 1100 marineros. El destino del acorazado es bien conocido, el capitán dará la orden de hundirlo unos días después (Montevideo es neutral y le da unos días para salir del puerto).

Es una batalla importante, puesto que es la primera entre buques ingleses y alemanes en la segunda guerra mundial. Único episodio de la guerra que se produce en América del Sur, en particular, en aguas territoriales Uruguayas.

Las restricciones impuestas obligaron a concebir diseño del acorazado de bolsillo. El Spee estaba dotado de decenas de innovaciones. En la cuidad de Montevideo es posible ver algunas de sus partes distribuidas según un criterio que excede ampliamente mi capacidad intelectual. El telémetro (el dispositivo que según triangulación permitía saber la distancia a la cual se encontraba el enemigo. Es un dispositivo increíble que se puede ver en el puerto de Montevideo. El ancla del acorazado y una de las torretas están en otros dos lugares diferentes.

 

Anuncio publicitario

3 comentarios

  1. gustavoferrero · · Responder

    El concepto quedó bien amueblado. Me resultó muy estimulante meditar lo sucedido con el Graf Spee desde la perspectiva de la relacion (y la tensión) entre simplicidad, complejidad, restricciones y limites. De paso, ¿en qué lugar del puerto se puede ver el telémetro?

    1. @gus, cómo siempre un caluroso muchas gracias! Entrando al puerto, una vez pasadas las resistencias de las cabinas de control se ve inmediatamente, porque está al aire libre… !! Bien de camino a la entrada de buque bus y el castillo de Drácula donde te dan las vacunas para la fiebre amarilla!

  2. @gus, tendría que haber sido Maná específico:
    https://goo.gl/maps/ww6xoqnzNzB2 Graf Spee Telemetro
    11000 Montevideo
    🙂

    Gran abrazo!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: