Isambard Kingdom Brunel

Brunel fué un hombre extraordinario, con un nombre singular. No cualquiera se llama Isambard.

En el año 2002, la BBC condujo una encuesta para saber quienes eran, a juicio de los Británicos, las 100 personalidades más importantes. Churchill aplicó en primer lugar, mas abajo en la lista, están los nombres esperados, Charles Darwin, Shakespeare, Newton. El segundo lugar, está reservado para Brunel.

Dentro del Reino Unido, Brunel fué el ingeniero más importante del siglo XIX. Contribuyó a que las islas se transformaran en una potencia a través de sus construcciones en túneles, puentes, barcos y trenes.

En palabras del físico Geoffrey West, «Brunel fué un ingeniero polímata que se resistió a la moda de la especialización».

Hijo de Sir Marc Brunel, un distinguido ingeniero nacido en Normandía (francia) comenzó a trabajar con su padre a los 19 años. Brunel estaba involucrado como ayudante en la construcción del primer túnel sobre un río navegable del mundo: el Thames Tunel. Este tunel se convirtió en una bestial atracción turística llevando más de dos millones de visitantes al año. Por unos peniques usted podía involucrarse con su amada en una conversación subida de tono mientras paseaba por el túnel. Tristemente, años más tarde el túnel comenzó a ser el refugio de bagabundos y señoritas de vida disoluta, si me permite la expresión.

El tunel hoy

El aspecto de Brunel

Brunel, en las imágenes, tiene un aspecto de proxeneta decimonómico. Tenía un rostro un tanto perjudiacado. Uno podría pensar que no necesitaba mascota.

Brunel medía 1,52 metros, es decir, era un hombre de muy baja estatura. Los psicólogos argumentan que sufriría del complejo de napoleón (para mi, esto es incomprensible, ya que Napoleón medía entre 1,68 y 1,70).

Brunel es inconfundible, es el hombre bajo con un cigarro en la boca y su sombrero de copa de 20 centímetros.

El Puente de Bristol

En 1830 Brunel ganó una competencia encarnizada para la construcción del puente de Bristol sobre el río Avon. Este puente tendría el vano más grande del mundo en la época. El padre de brunel le aconsejó agregar un soporte central debido al largo del puente. Brunel respondio con un respetuoso -gracias papá- y procedió a ignorarlo por completo.

El puente hoy día.

Great Western Railway

Luego de esto brunel fue nombrado ingeniero en jefe para la construcción de una joya de la corona, el Great Western Railway.

Para construir las rutas Brunel tomó algunas precauciones: construyó viaductos, perforó montañas, estaciones que hoy son emblemáticas (como la de Paddington) construyó el túnel de tren más grande del mundo, cambió el ancho de las vías (de 4 pies con 8 pulgadas a 7 pies y 8.5 pulgadas). El estándar internacional estaba diseñado para que circularan los carruajes en la extracción de las minas.

The Box Tunel, tiene además una linda historia. Se ha debatido durante muchísimo tiempo si eran ciertos los rumores sobre que en una fecha en particular, la del cumpleaños de la hermana de Brunel (que falleció joven) el túnel se iluminaría por completo. Una revista de geología, analiza el problema en años recientes mostrando que efectivamente es así.

El Box Tunel iluminado.

Brunel tiene reservado un asiento en la propia estación de Paddington. La estatua es del tamaño en vida de Brunel.

Monumento a Brunel de la GWR

Transatlánticos

Brunel propuso extender la línea de transporte terrestre y conectarla mediante línea marítima. De forma rústica sería bajarse del tren en Bristol, tomarse un barco que cruce el océano atlántico y desembarcar en Nueva York.

Para llevar adelante su idea, Brunel ofreció sus servicios de forma gratuíta para construir el SS Great Western. Una foto de su construcción en 1858.

Luego de éste, Brunel se ocupó del diseño de otros dos, el SS Great Britain y el SS Great Eastern. En cualquier caso, los más grandes del mundo.

SS Great Britain, fué un innovador transatlántico con casco de hierro, el primer buque de pasajeros propulsado con una hélice, que también fue en su momento el barco más grande del mundo. En 1886 el transatlántico fue gravemente dañado y pasó casi 50 años como almacén flotante en las Islas Malvinas.

Una fotografía de 1966.

Es bien sabido que los ingleses son admirablemente celosos de su patrimonio, de modo que el arquitecto naval EwanCorlett organizó una misión de rescate no muy sencilla. Quería llevar el buque a Bristol. El 19 de Julio de 1970 regresó al muelle al que fue construido (exactamente 127 años después)  y hoy es un museo flotante y se puede visitar.

Un episodio de nuestro interés es que parte del acero del barco fue utilizado para reparar al HMS Exceter, dañado gravemente durante La Batalla del Río de la Plata.

En 1852 Brunel volvió hacia la construcción de un tercer buque transatlántico, el SS Great Eastern, que era incluso mucho más grande que sus dos predecesores, y estaba destinado para viajes a la India y Australia.

Más sobre Brunel, en alguna otra ocasión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: